¿Que es energía sexual?

Nosotros somos energía
Como todo lo demás en el universo, el ser humano es energía. En el nivel mas bajo, las ondas más pequeñas de energía forman materia, el cuerpo físico, y procesos de actividad; mental, emocional y espiritual.

¿Que es energía sexual?
La energía sexual es la realidad bioenergética detrás de todos nuestros momentos sexuales. Cuando estamos sexualmente activos (lo que puede ser de cualquiera intensidad, desde una excitación ligera con un pensamiento sexual hasta pleno sexo) es energía sexual en acción. In Tantra la llaman Kundalini, en Tao la llaman el Ching.

No es decir que nuestros órganos reproductivos, la piel, las hormonas, nuestros deseos y fantasías, gustos y disgustos no forman parte de sexo. Todos tocan un papel importante. Pero estos son solamente los aspectos mas visibles de nuestro ser sexual, los botones y los estímulos, los receptores y la mecánica, pero todo esta conectado al jugo bioenergético del sexo, la energía sexual. La energía sexual no es simplemente un flujo de electricidad por el cuerpo. Interactúa con todos los aspectos de nuestra sexualidad, el físico, el emocional, el mental y el espiritual.

Todos venimos de una bola pequeña de energía sexual. La celda reproductiva humana lleva materia física y energía sexual. En el momento de la concepción el cuerpo humano empieza a desarrollar de la ADN, mientras paralelamente a esto todo el sistema energético humano empieza a desarrollar de la energía sexual.

Sin embargo, no toda la energía sexual se transforma. Un parte se queda para luego actuar como nuestra propia energía sexual y “duerme” en la ingle. Esta es la energía la que pasaremos a las nuevas generaciones y la que impulsa toda nuestra actividad sexual.

Energía sexual es muy poderosa
Pocos de nuestros aspectos son tan poderosos como la energía sexual. Es nuestro fuego eterno, lo que pasamos de generación a generación. Nos da vida, mantiene vida a través de nosotros, y es el motor de la raza humana. Nos mueve más k cualquier otro. En última instancia la energía sexual es detrás de nuestra búsqueda de amor romántico, familia, experiencia sexual, y atracción al sexo contrario, los que suelen ser unas de nuestras máximas prioridades en la vida.

La energía sexual es una parte muy especial de nuestro ser, un clase de bioenergía muy diferente. Es una energía muy cruda, primordial, es la semilla de la vida, poco refinada y difícil a gobernar. Todos sabemos lo difícil que puede ser resistir o causar deseo sexual. Muchas veces esta fuerza antigua nos domina. No es como Chi, por ejemplo, la que es una frecuencia de energía mucho más “domesticada” y la que podemos manipular através de artes marciales o acupuntura. Es posible a acceder a la energía sexual solamente en un estado sexual, cualquier intento a hacerlo asexualmente no traerá resultados.

Que puede hacer la energía sexual para nosotros
La energía sexual es una fuerza enormemente creativa. Venimos de ella. Es la madre de todas bioenergías humanas, la que puede alimentar a todo nuestro ser si la cuidamos y bebemos de ella. Cada vez que la energía expanda por nuestro ser durante una experiencia sexual, puede ser un gran alimento en todos los niveles, resucitar y llenar todo con vida.

Obviamente, nos trae placer y felicidad, y mucho más cuando estamos en armonía con ella. Pero la energía sexual también es uno de nuestros recursos más poderosos. No es solamente una carga para nuestra salud, juventud y –longevity- sino también un fuente psicodélico lo que hace un impacto transformativo sobre nuestro ser entero, desde las emociones mas pequeñas hasta nuestras metas espirituales y la creatividad. Por eso la tradición Tantrica utiliza la Kundalini para crecimiento personal y proceso creativo, mientras en la tradición Taoista es un área importante de medicina y vitalidad.

La energía sexual es completamente positiva, no puede hacer daño. Su función es crear vida. Estamos estáticos cuando nos bañamos en ella profundamente. La única razón porque a veces sufrimos en el sexo es porque una experiencia sexual no sea armonizada con nuestra energía sexual, sea por culpa de otra persona o por nuestra propia falta de conocimiento y habilidad a accederla.

La energía sexual es una fuerza muy antigua, tiene su propia dinámica y sus leyes universales. Hay cosas que la alimentan, cosas que le hacen daño, cosas que la ayudan a fluir, cosas que la paran. No confundir con las leyes humanas de moralidad, estos son simplemente una realidad en nuestro Universo, como la gravedad por ejemplo, y no podemos elegirla.

Sin embargo, muchas veces no somos concientes de esas realidades, o intentamos a controlarlas, bloqueando la energía y limitando nuestras experiencias. Tenemos mucho que ganar si comprendemos bien esta energía y los principios que la muevan, si dejamos que la energía mueva en una manera armónica. No tiene que ser en conflicto con variedad, espontaneidad, exploración, romanticismo, amor y deseo, solamente tenemos que armonizarlos con las realidades de la energía sexual. De hecho, hay mucho más aun de belleza, amor y placer cuando vamos con la energía y no a su contra.

Cuando tratamos la energía sexual de manera que la deja crecer libremente, no solamente descubrimos un gran recurso para salud, juventud, bienestar, vitalidad y crecimiento personal. Armonizar con una energía sexual fuerte y de buena salud nos sube a nuevos niveles de placer, vida sexual de plenitud y amor profundo entre parejas.

Cindy Vergato

WeLoveSex.com.mx
Twitter: @WeLoveSexMX
Sandra Poyato
Oscar Valdivia
14502981
contacto@welovesex.com.mx
welovesexmx@gmail.com

Responder

Jalapa S/N entre Coahuila y Campeche
Col. Roma Sur, CP 06760
México, Distrito Federal ‎
Tel. 01 5564 2210

Últimas publicaciones