Se habla muy poco de las enfermedades de transmisión sexual las cuales nos pueden afectar a todos sin importar sexo, edad, religión, raza o condición social. Tenemos que aprender un poco más a identificar estas enfermedades y a saber cómo prevenirlas. Te dejamos una lista de las enfermedades de transmisión sexual (ETS) más comunes que existen y te recomendamos que para prevenir estas enfermedades y muchas más, siempre usar condón cuando tengas relaciones sexuales, esto es básico e importantísimo para tu bienestar y salud. Y también nunca está de más hacerte pruebas periódicamente para detectar infecciones de transmisión sexual.

Clamidia

La clamidia es la enfermedad de transmisión sexual diagnosticada con más frecuencia en los Estados Unidos y es causada por la bacteria “Chlamydia trachomatis”. La mayoría de las personas infectadas no lo saben porque por lo general esta enfermedad no provoca síntomas. Por lo general, las personas infectadas no presentan síntomas. Los síntomas pueden incluir flujo vaginal anormal o ardor al orinar. La persona también puede sentir dolores en el vientre, náusea, o fiebre. Si la infección no es tratada puede complicarse y causar problemas de infertilidad, embarazos ectópicos (embarazo implantado en una trompa de Falopio o en otro lugar fuera del útero).

Enfermedad Inflamatoria Pélvica (EIP)

La enfermedad inflamatoria pélvica (EIP, también conocida por sus siglas en inglés como PID) es una complicación grave de otras enfermedades de transmisión sexual que afecta el útero, las trompas de Falopio y otros órganos genitales internos. Los síntomas de la EIP dependen de la infección que la causa. Por lo general, las mujeres que presentan síntomas de EIP sufren de dolores de vientre. También pueden sufrir de fiebre, flujo vaginal inusual, relaciones sexuales dolorosas, dolor al orinar o menstruación irregular. La EIP puede provocar consecuencias graves que incluyen infertilidad, embarazo ectópico, formación de abscesos y dolor pélvico crónico.

Gonorrea

La gonorrea es causada por una bacteria que puede crecer y multiplicarse fácilmente en área húmedas. Además de afectar los órganos reproductivos, puede crecer en la boca, la garganta, los ojos y el ano. Los CDC calculan que más de 700,000 personas en los EE.UU. contraen infecciones nuevas cada año. La mayoría de las mujeres con gonorrea no tienen síntomas. Cuando sí desarrollan síntomas, pueden ser muy leves y por lo general se confunden con síntomas de una infección vaginal o de la vejiga. Pueden sentir ardor al orinar, un aumento del flujo vaginal o hemorragia vaginal. Cuando no se trata, puede causar EIP, provocar abscesos internos, infertilidad, y embarazos ectópicos. En el peor de los casos, la gonorrea pude propagarse a la sangre y ser mortal.

Herpes genital

El herpes genital es una ETS causada por los virus de herpes simple tipo 1 y tipo 2. Te puedes contagiar aunque tu pareja no presente signos de la infección. No hay cura para el herpes pero sí existe tratamientos para reducir los síntomas. Una en cada seis personas tiene una infección de herpes genital. Por lo general, los síntomas son muy leves y no se notan con facilidad. Cuando hay síntomas, usualmente se manifiestan con una o más ampollas en los genitales, las cuales se abren y dejan llagas dolorosas. Es común que estos brotes se repitan varias veces. El herpes es muy fácil de transmitir.

VIH y Sida.

El VIH es el virus de la inmunodeficiencia humana que puede producir el síndrome conocido como el SIDA. Según los CDC, las latinas son 4 veces más propensas a contraer VIH que otras mujeres de raza blanca. En el 2009, los latinos representaron el 20% de infecciones nuevas de VIH en los EE.UU. El VIH se transmite principalmente a través del contacto con la sangre, de las relaciones sexuales sin protección y al compartir agujas. Una persona puede vivir con el VIH por varios años sin sentir síntomas. Las personas infectadas pueden beneficiar mucho de los tratamientos aunque no tengan síntomas. Cuando el VIH se convierte en SIDA, el sistema inmunológico está gravemente dañado y tendrá problemas a combatir las enfermedades y muchos cánceres los cuales pueden ser mortales. Es muy importante hacerse una prueba por lo menos una vez al año después de tener sexo sin protección. Aún no existe una cura definitiva para el VIH o el SIDA.

Sífilis

La sífilis es causada por una bacteria. Esta enfermedad se pasa de una persona a otra a través del contacto directo con una úlcera sifilítica. Afortunadamente, es fácil de curar en las primeras fases con los antibióticos adecuados. Los síntomas de la sífilis incluyen una úlcera firme, redonda, pequeña y que no causa dolor en los genitales, el ano o la boca. También puede provocar un sarpullido en el cuerpo, especialmente en la palma de las manos o en la planta de los pies. Si no se trata la infección, los síntomas inicios desaparecen y empieza la fase avanzada. Esta fase puede causar dificultad para coordinar movimientos, parálisis, ceguera gradual, demencia, daño a los órganos internos y eventualmente la muerte.

Tricomoniasis

Tricomoniasis es una infección de transmisión sexual causada por un parasito. Los CDC calculan que alrededor de 3.7 millones de personas en los EE.UU. tienen esta infección. Afortunadamente, esta infección puede ser curada con facilidad. El 70% de las personas con esta enfermedad no tienen síntomas. Es posible que la persona sienta irritación leve o inflamación severa. Esta infección puede durar años si no se trata a tiempo. Tricomoniasis aumenta la posibilidad de desarrollar otras enfermedades de transmisión sexual.

Vaginosis bacteriana (VB)

La vaginosis bacteriana (VB) es una infección que ocurre en las mujeres, en la cual el equilibrio bacteriano de la vagina se ve alterado y ciertas bacterias crecen excesivamente. La VB es la infección vaginal más frecuente en las mujeres. En los EE.UU. ocurre con frecuencia entre las mujeres embarazadas. Además de a través de contacto sexual, la VB también se puede contraer cuando las mujeres utilizan duchas vaginales. En ocasiones, la VB va acompañada de flujo vaginal, olor, dolor, picazón, o ardor. Sin embargo, la mayoría de las mujeres no tienen síntomas. La VB puede aumentar el riesgo de complicaciones durante el embarazo y aumentar la posibilidad de desarrollar otras infecciones de transmisión sexual.

Virus del papiloma humano (VPH)

El virus de papiloma genital (también conocido como VPH) es la ETS más frecuente. Existen más de 40 tipos de VPH que afectan a los hombres y las mujeres. Afortunadamente, existen dos vacunas para proteger a las niñas y a las mujeres contra varios tipos del virus que causan cáncer. La mayoría de las personas no presentan síntomas. En el 90% de los casos, el sistema inmunológico del cuerpo elimina el VPH naturalmente a través de dos años. Cuando no se cura, puede causar verrugas genitales o en el peor de los casos, cáncer del cuello uterino.

Deja un comentario